NOTRE HISTOIRE

La inquietud de dos emprendedores como Antonio y Rufino hizo que un buen día pensaran en hacer algo diferente para ayudar a las empresas que necesitaban presentar al mundo sus productos de otra forma.

La andadura empezó en 1984 donde su objetivo era dar la excelencia al cliente con la mayor cercanía, atención, calidad y tecnología que en su día podían dar. Llamándose inicialmente Grafica Gaver C.B.

En 1986 con la inquietud y la fuerza de la ilusión de seguir creciendo cambiaron sus instalaciones pobres y pequeñas a unas más grandes sin dejar de ser humildes y pasajeras hasta poder dar un salto a unas mayores. Todo por ayudar a sus amigos/clientes en los plazos de entrega.

En 1991 se da un paso más, se amplía la gama de fabricación de cajas y con mejores acabados, este importante avance ayudo a los clientes a tener más posibilidades de elección de diseños de cajas y calidades.

“Gracias a nuestros amigos/clientes pudimos crecer” Rufino.

“Siempre estamos al lado de nuestros amigos/clientes para ayudarles en todo lo que necesitan” Antonio.

Estos son parte de los valores de Cartoelx, ayudar a los amigos/clientes para que sus negocios tengan éxito.

En 1995 llegó el gran paso a las instalaciones actuales donde se creó una importante inversión en tecnología de última generación, mejorando el servicio al cliente y dándole la posibilidad de tener stocks en fábrica para tener un servicio inmediato. Siempre buscando como ayudar.

En 2003 y tras la caída del mercado de fabricación de calzado en España, se inició la expansión a Francia, Italia y Alemania, obteniendo interesantes acuerdos comerciales con marcas tan prestigiosas como SONY, HAVANA CLUB, MASSIMO DUTTI, PIERRE CARDIN, entre otras. Esto hizo dar un salto a diferentes sectores como alimentación, cosmética, salud, electrónica, juguete, etc. Siempre manteniendo los valores de los inicios, con la mayor cercanía, atención, calidad y tecnología que se le podía dar a los clientes.

“Cuesta lo mismo hacerlo bien que mal”, “Siempre tenemos en marcha el ojo clínico” comenta Rufino a la hora de definir lo que les ha diferenciado en el transcurso de su historia.

En 2007 comprometidos con el medioambiente y la huella de carbono, se realizó una gran apuesta medioambiental instalando placas solares en la cubierta de las instalaciones, además de iniciar el I+D+I para la fabricación de diferentes tipos de cajas de cartón con un bajo impacto ambiental. Cuidando hasta el más mínimo detalle para mejorar el medioambiente.

En 2012 empezó a desarrollarse la certificación americana FSC 1990 California. Garantizando a los clientes que el cartón utilizado para fabricar sus cajas proviene de plantaciones sostenibles con el medio ambiente.

En 2015 se trabajó sobre el certificado de sanidad obligatorio para el perfeccionamiento y comercialización de diferentes envases para el sector de la alimentación. Dándole al cliente la confianza de un envase seguro para sus productos alimentarios.

En 2018 la inquietud de desarrollar la igualdad para todos, hizo que se iniciara la nueva “Ley de igualdad en la empresa”.

En 2019 se inició la implantación de la ISO 9001.

En 2020 con la ilusión y la inquietud del primer día se apuesta por abrir nuevos mercados en Europa y Norte América. Aportando una nueva forma de desarrollar envases de cartón con las normativas exigidas en ambos mercados.

En 2022 se implanta la certificación FSC con código de certificado CU-COC-886732 . Garantizando a los clientes que el cartón indicado como FSC para fabricar sus cajas proviene de masas forestales controladas, en las que se realiza una gestión que garantiza la conservación de los bosques y la mejora de las condiciones sociales de los trabajadores.

Antonio y Rufino siguen manteniendo sus valores para hacer todo lo que este en sus manos para que sus amigos/clientes tengan el máximo de beneficio.

Con más de 38 años de experiencia en el sector, la historia continúa con grandes expectativas de futuro, y sobre todo y lo más importante, adaptándose a las nuevas necesidades que el mercado necesita.

“Lo más importante es escuchar al cliente para saber cómo le podemos ayudar” Antonio.